NOTICIA: LA IMPORTANCIA DEL AUTOCONOCIMIENTO EN LA BÚSQUEDA DE EMPLEO

Es fundamental, antes de comenzar con la búsqueda de empleo, que reflexionemos sobre dos aspectos muy importantes que tenemos que tener en cuenta si queremos tener buenos resultados con nuestra búsqueda de empleo.

Lo primero, es definir nuestro PERFIL PROFESIONAL que es el conjunto de capacidades y competencias que posee una persona, que le permitirá asumir responsabilidades propias de una determinada profesión. Es necesario que hagamos un repaso a nuestro curriculum para examinar la experiencia profesional, las funciones que hemos realizado en los diferentes trabajos, así como la formación y las competencias y las habilidades adquiridas en ese tiempo.

Lo segundo, es definir el OBJETIVO PROFESIONAL, que es aquello que deseamos alcanzar. Es necesario saber qué estamos buscando para poder desarrollar un itinerario lógico que nos ayude a la consecución del puesto y nos ayude a no caer en el desánimo. Por este motivo, es necesario que realicemos un trabajo previo de AUTOCONOCIMIENTO para poder definir conocimientos y habilidades que se hayan adquirido a través de la experiencia laboral, los estudios y otras experiencias no formales.

Debemos preguntarnos qué era lo que más nos gustaba hacer y en qué destacábamos, tanto en trabajos que hayamos hecho como durante nuestros estudios. Y luego pensar en qué puesto de trabajo sería posible aplicar esas competencias adquiridas. Para ello, podemos analizar estos cuatro puntos:

HABILIDADES ADQUIRIDAS A LO LARGO DE LA VIDA

El desempeño de cualquier profesión, oficio o puesto de trabajo, viene identificado por la capacidad de la persona para ejercer adecuadamente el puesto al que se encuentra adscrito. Este desempeño supone que la persona tiene una serie de conocimientos, y que sabe desarrollarlos a través de la práctica de cara a la adquisición de determinados estándares de desempeño.

A lo largo de nuestra vida, vamos adquiriendo habilidades que nos pueden ayudar a la hora de definir nuestro objetivo profesional. Es recomendable que nos paremos a identificar y ordenar nuestras habilidades.

HABILIDADES PROFESIONALES

El proceso de búsqueda de trabajo ha de empezar necesariamente con un ejercicio de autoconocimiento a través del cual identifiquemos nuestras competencias laborales y nuestras preferencias profesionales. Crearemos un mapa de capacidades, destrezas, habilidades y aptitudes que enlazadas con nuestras preferencias en profesiones, salarios, jornadas y sobre todo ámbito geográfico.

INTERESES

Es muy importante conocerlos porque podrás construir tu objetivo profesional en función de tus intereses. Son todo aquello que te gusta hacer, independientemente de que se trate de una actividad física, intelectual, creativa o de otra naturaleza. Hay mucha diversidad de intereses. Se trata de que identifiques cuáles son los tuyos.

Puedes hacer un listado de tus intereses y luego especificar, para cada uno, qué aspectos te gustan más. Por ejemplo, si eres miembro de una asociación, puede que lo que más te guste sea organizar actividades, o quizá lo que te gusta es estar rodeado de gente. Al final, puedes relacionar cada uno de esos intereses con puestos de trabajo en los que podrían ser útiles.

VALORES PROFESIONALES

Determinar qué aspectos prefieres de un puesto de trabajo para definir cuáles son tus valores. Pueden estar relacionados con creatividad y el desarrollo profesional (por ejemplo, desarrollar nuevas ideas, tener independencia, toma de decisiones, formación continua, etc.) y los relacionados con el trabajo y sus características (por ejemplo, trabajar de cara al público o no, en equipo o solo/a, condiciones laborales determinadas, etc.)

Si ves que tu perfil profesional y tu objetivo no concuerdan, sería interesante pedir asesoramiento a profesionales de empleo para que puedan orientarte en tu itinerario profesional. En el Servicio de orientación e intermediación laboral para personas con discapacidad de FEBHI, ¡podemos ayudarte! Ponte en contacto con nosotros a través del correo: empleo@febhi.org